1.2—Se comprueba la inocuidad de los tomates GM


Los tomates GM no matan las ratas.

Vease alegatos falsos de la Ruleta Genética al final de la página.

Análisis de la comunidad experta científica

El argumento que los tomates GM mataron las ratas, ilustra uno de los problemas comunes de la Ruleta Genética – describe el relato de una manera incorrecta. Los archivos de la FDA claramente demuestran que los expertos mencionaron que el procedimiento de colocar tubos en el estómago de las ratas podría dañar el órgano y/o causar que residuos del material de prueba quede atrapado en los pulmones. Smith declara que se observó que varias ratas murieron pero que la agencia regulatoria procedió a investigar el asunto de erosiones gástricas – no las muertes. Sin embargo, lo que Smith no le cuenta al lector es que el estudio se repitió sin erosiones gástricas. Smith evita incluir el dato que los reguladores finalmente aprobaron el tomate porque habían concluido, tras analizar los hechos, que el tomate GM no era tóxico. De hecho, Smith hace al lector creer que el FDA estaría dispuesto a aprobar un producto letal.

1. No se perciben diferencias reales entre los grupos de animales en el estudio.

Contrario a las alegaciones de Smith, los patólogos expertos declaran que se observaron erosiones gástricas leves con niveles similares en ambas ratas que fueron alimentadas con alimento GM y no GM (European Commission 2000, FDA 1994).

2. No hay evidencia que murieron animales.

Las cifras y los detalles de Smith con respecto a  la muerte de las ratas son incorrectas. Smith, aparentemente confunde necrosis y células muertas con la muerte de los animales. Después de una lectura más detallada, se puede observar que el archivo regulatorio no menciona que ningún animal muriera, lo que ciertamente hubiera causado inquietud si fuera cierto.*

3. Según patólogos, la colocación de los tubos gástricos pudo haber causado lesiones.

La Ruleta Genética no revela las conclusiones de los patólogos – que las ratas se pudieron haber lesionado durante los experimentos de laboratorio por administración accidental del material de prueba al pulmón en vez del estómago (FDA 1994). Pero quizás, lo más importante sea que La Ruleta Genética se niega a mencionar que los expertos concluyeron que los animales no sufrieron lesiones debido a tomates GM; las lesiones gástricas pueden haber ocurrido por acidosis como resultado de estar en ayunas (FDA 1993).

4. Un dato interesante – ingerir demasiados tomates puede matar ratas.

Este estudio demuestra lo difícil que es realizar estudios de alimentación con alimentos en su estado natural sin procesar. La cantidad de tomates que se les administró a las ratas era equivalente al consumo de 10-20 tomates grandes al día por un humano. Otros estudios concluyeron que 13 tomates/día es suficiente para matar la mitad de las ratas debido a que el tomate contiene una gran cantidad de potasio y una dosis alta de potasio podría ser letal

(Chassy et al 2004, MacKenzie 1999).

5. Los alegatos que se presentan sobre estudios con animales deben analizarse con mucha cautela.

Es muy difícil realizar estudios de alimentación correctamente con alimentos en su estado natural sin procesar. Los investigadores deben ser rigurosos al reproducir y comprobar sus resultados ya que los falsos positivos son comunes (Parrott y Chassy 2009). Hasta el momento ningún estudio riguroso sobre alimentos GM ha revelado efectos adversos (EFSA 2008). Esto no es una sorpresa ya que la inocuidad de estos productos es evaluada con cautela antes de su comercialización y – más importante aun – no hay una razón científica para creer que representan un riesgo nuevo o distinto.

* La primera referencia que pudimos encontrar en la literatura que hacía referencia a ratas que murieron después de comer tomates calgene fue en un artículo publicado en el 2003 (Pusztai et al 2003) en donde dichos autores alegaron que: “Esto es más serio porque siete de las 40 ratas que comieron tomates GM murieron después de 2 semanas. La naturaleza de las muertes no se especificó y la evidencia de que sus muertes no estaban relacionadas a la ingestión de tomates transgénicos fue inconclusa (énfasis en negrita agregado).” Esta alegación (en Pusztai et al 2003) es evidentemente falso, basado en la lectura de la discusión regulatoria y aunque no fue citado por Smith en Ruleta Genética, podría ser la fuente de una especie de leyenda urbana que los tomates GM fueron la causa de muerte de las ratas.

Referencias:

Chassy BM et al.. ILSI International Food Biotechnology Committee (2004) Nutritional and safety assessments of foods and feeds nutritionally improved through biotechnology. Comprehensive Reviews in Food Science and Food Safety. 3: 38-104.(pages 67-69).

EFSA (2008). Safety and nutritional assessment of GM plants and derived food and feed: The role of animal feeding trials. Food and Chemical Toxicology 46 : S2–S70 European Commission (2000) CS/NF/TOM/8 ADD 1 REV 3 Final.

Opinion of the Scientific Committee on Food on the evaluation of toxicological related to the safety assessment of genetically modified tomatoes. Adopted on 7 September 2000.http://ec.europa.eu/food/fs/sc/scf/out69_en.pdf available at Agbios GM database. CGN-89564-2

(FLAVR SAVR). www.agbios.com/dbase.php?action=Submit&evidx=69, consultado el 14 de marzo, 2010

FDA (1993). Series of documents cited by Jeffrey Smith at www.biointegrity.org FDA (1994). Summary of consultation with Calgene, Inc concerning FLAVT SAVR TM tomatoes, available at Agbios GM database. CGN-89564-2 (FLAVR

SAVR). www.agbios.com/dbase.php?action=Submit&evidx=69, consultado el 14 de marzo, 2010.

IFT Expert Report on Biotechnology and Foods. (2000). 56 pages. 27 authors. (see pages 20-21) MacKenzie, D. (1999). Unpalatable truths. New Scientist, April 17, pp. 18-19.

Parrot W and Chassy BM (2009), Is this study believable? Examples from animal studies with GM foods. www.agribiotech.info/details/Is%20This%20Study%20Believable%20V6%20final%2002% 20print.pdf

Pusztai A, BardoczS, Ewen SWB (2003). Genetically modified foods: Potential Human Health Effects. In: D’Mello, J.P.F. (Ed.), Food Safety: Contaminants and Toxins. CABI Publishing, Wallingford, Oxon, pp. 347–372.

Redenbaugh K. et al. (1992). Safety Assessment of Genetically Engineered Fruits and Vegetables: A Case Study of the FlavrSavrTM Tomato. CRC Press, Boca Raton, Florida.

La Ruleta Genética falsamente alega: Las ratas que ingirieron tomates GM sufrieron de sangrado en el estómago y varias ratas murieron.

1. Las ratas fueron alimentadas durante 28 dias con tomate FlavrSavr genéticamente modificado.

2. De las 20 ratas, siete desarrollaron sangrado en el estómago y otras siete ratas de las 40 murieron en un período de dos semanas.

La Ruleta Genética alega que en 1993, las ratas murieron después de ser alimentadas con tomates FlavrSavrTM  genéticamente modificados. Sin embargo, los tomates fueron aprobados por la FDA.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*