1.8—Las micotoxinas causan falla reproductiva


Los cerdos y vacas no se vuelven estériles por consumir maíz GM.

Vease alegatos falsos de la Ruleta Genética al final de la página.

Análisis de la comunidad experta científica

Hay una larga historia de literatura científica sobre el tema de fallas reproductivas en animales de engorde, aunque no hay muchos informes que enlazan el consumo de maíz Bt a otros problemas reportados por Smith. La falla reproductiva y las muertes de animales suelen resultar como consecuencia de la presencia de toxinas en la dieta. Las micotoxinas producidas por hongos (eg. Fumonisina, ergot, Aflatoxin B1, zearalenona) presentes en alimentos contaminados para animales pueden causar estos efectos. La literatura informa que el maíz Bt tiene una cantidad considerablemente más baja de micotoxinas como la fumonisina que lo cual debería mejorar la salud animal. Dada esta evidencia, es difícil creer que la Ruleta Genética repetiría un hecho que es un ejemplo clásico de un error logístico llamado falacia apost hoc.

 1. Los problemas reproductivos reportados no están relacionados al maíz GM.

Smith no menciona que investigadores de la Universidad de Iowa State (Carr y Munkvold, inédito;

www.iastate.edu/news/releases/02/oct/psuedopreg.shtml) concluyeron que las muertes y las fallas reproductivas no estaban asociadas con el hecho de que el maíz era maíz Bt genéticamente diseñado aunque investigaron zearalenona como la causa más probable. Sin embargo, retrospectivamente, era imposible comprobar esta conclusión. Las buenas prácticas científicas exigen que se compruebe la hipótesis directamente, algo que es difícil realizar cuando existen estudios de casos retrospectivos. Pero cuestionamos el motivo por el cual Smith no informó a los lectores que los investigadores universitarios dudaron que fuera el maíz Bt la causa de las fallas reproductivas.

2. Una causa común de fallas reproductivas son las micotoxinas en la dieta.

La fuente más probable de las fallas reproductivas fue la presencia de potentes micotoxinas tal como zearalenone y fumonisina             en el alimento para  los animales (Carr and Munkvold, inédito www.iastate.edu/news/releases/02/oct/psuedopreg.shtml).

El hecho de que zearalenone induce fallas reproductivas está bien documentado y es una importante fuente principal de pérdidas económicas en la agricultura animal  (CAST 2004).  Las fumonisinas causan una variedad de problemas en animales de engorde (Ross et al 1992; Bucci, Howard 1996). De acuerdo con Bucci y Howard: La ingesta de fumonisinas inducen enfermedades mortales en animales. La  especificidad del órgano afectado depende de la especie. Las primeras toxicosis en animales que fueron caracterizados fue la  leucoencefalomalacia (consumo de maíz contaminado con hongos) en equinos y edema pulmonar en porcinos. Las fumonisinas también producen toxicidad de leve a fatal en el hígado, riñones y corazón  de  caballos, cerdos, ovejas, pollos, patos, conejos, ratas y ratones.

Pensamos que es justo preguntar por qué, con explicaciones disponibles en la literatura científica desde antes que se introdujeran los cultivos GM, Smith no pudo encontrar la causa probable de la falla reproductiva antes de llegar a una conclusión sin fundamento de que el Bt es culpable.

3. Las micotoxinas pueden acumularse durante el crecimiento como resultado de daño por insectos y durante el almacenamiento pos-cosecha.

Las condiciones pobres de crecimiento y almacenamiento representan las causas más comunes de contaminación por micotoxinas (CAST 2004).

4. El maíz GM puede proteger a los animales contra micotoxinas.

Los animales alimentados con maíz convencional tienden a tener más problemas de salud que los animales alimentados con maíz Bt debido a que el maíz Bt ha demostrado tener niveles más bajos de una micotoxina, fumonisina (Munkvold et al. 1997; Munkvold GP et al 1999; CAST, 2004; Kershen 2006). El maíz que es protegido de daño por insectos, por ejemplo por la presencia de una proteína Bt, generalmente tiene niveles menores de fumonisina.

5. La organización Amigos de la Tierra (Friends of the Earth) se equivocaron al declarar que el maíz GM contiene más fumonisina.

La organización, al darse cuenta que no era cierto su alegato que los cutivos GM causan fallas reproductivas, cambió su historia y falsamente alegó que el maíz BT tiene más fumonisina. Según estudios hechos por varios países y publicados en la literatura científica, el maíz Bt protegido de insectos perforadores tenía menos fumonisina (Munkvold et al 1997; Munkvold GP et al 1999; CAST, 2004; Kershen 2006). Las alegaciones hechas por Smith y Amigos de la Tierra se pueden considerar alegatos criminales que obviamente ignoran la salud humana. Hay evidencia que el maíz Bt es más seguro y saludable para el consumo y que cambiar a maíz que es protegido contra insectos podría reducir las  tasas de defectos del tubo neural (NTD) y varios tipos de cáncer en humanos (Kershen 2006; Torres et al 2007). A pesar de los beneficios obvios para la salud, Smith, Amigos de la Tierra y otros grupos activistas continúan ciegos y se oponen a la ingeniería genética de alimentos. Esta es una falacia, denominada falacia pos hoc, que es la falacia de suponer que un suceso causa  otro simplemente porque ocurrió antes. La lógica  nos dice que si una enfermedad ocurre después de otro evento – aun si el evento nunca hubiera ocurrido – esto no establece una relación de causa y efecto entre ambos. Esto se denomina falacia pos hoc ergo propter hoc o falacia pos hoc.   También puede referirse a otro ejemplo de la misma falacia lógica pos hoc con otra alegación de inocuidad alimentaria hecha por Smith en la sección 3.8 El  maíz con un alto nivel de lisina no produce toxinas.

Referencias:

Bucci TJ and Howard PC (1996). Effect of Fumonisin Mycotoxins in Animals Toxicol.-Toxin Revs. 15:293-302.

Carr J, Carson T and Munkvold G. Pseudopregnancy in the pig is not associated with Bt maíz. Inédito. www.iastate.edu/news/releases/02/oct/psuedopreg.shtml

CAST (2004). Mycotoxins: Risks in Plant, Animal, and Human Systems. Council for Agricultural Science and Technology, Ames, Iowa, USA Kershen DK (2006). Health and Food Safety: The Benefits of Bt-Maíz. Food and Drug Law J.

61:197-235.

Ross PF, Rice LG, Osweiler GD, Nelson PE, Richard JL and Munkvold GP, Hellmich RL, and Showers WB (1997). Reduced Fusarium ear rot and symptomless infection in kernels of maize genetically engineered for European maíz borer resistance. Phytopathology 87:1071–1077.

Munkvold GP et al. (1999). Comparison of fumonisin concentrations in kernels of transgenic Bt maize hybrids and nontransgenic hybrids. Plant Dis. 83:130-138. www.apsnet.org/online/feature/BtMaíz/1130-02R.pdf, consultado el 26 de diciembre, 2008.

Torres OA, Palencia E, de Pratdesaba LL, Grajeda R, Fuentes M, Speer ME, Merrill Jr., AH, O’Donnell K, Bacon CW, Glenn AW, and Riley RT (2007). Estimated fumonisin exposure in Guatemala is greatest in consumers of lowland maize. J. Nutrition. 137:2723-2729.

Wilson TM (1992). A review and update of animal toxicoses associated with fumonisin-contaminated feeds and production of fumonisins by Fusarium isolates. Mycopathologia 117: 109-114.

La Ruleta Genética falsamente alega:

Los agricultores reportaron que los cerdos y vacas se volvieron estériles por consumir maíz GM.

1. Más de 20 agricultores en Norte América reportan que cerdos alimentados con variedades de maíz GM tuvieron una baja tasa de concepción, falsos embarazos o dieron a luz bolsas de agua.

2. Tanto los cerdos machos como las hembras se volvieron estériles.

3. Algunos agricultores también reportan esterilidad entre vacas y toros.

La Ruleta Genética también alega que los cerdos y vacas alimentados con maíz Bt sufrieron problemas reproductivos y algunos hasta esterilidad.

 

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*