2.11—La variabilidad biológica es típica de las variedades de cultivos


Ningún cambio significativo en nutrientes o toxígenos ha sido observado en cultivos GM.

Vease alegatos falsos de la Ruleta Genética al final de la página.

Análisis de la comunidad experta científica

La Ruleta Genética hace varios alegatos extensos con la intención de establecer que a los cultivos GM han se les ha encontrado inesperadamente tener diferencias en la composición en comparación con sus contrapartes convencionales y que, en algunos casos, los investigadores se sorprendieron por la composición que observaron en un cultivo GM recién preparado. No hay duda que las sorpresas ocurren en la ciencia. Por eso nos referimos al significado de investigación y el proceso de descubrimiento.  Algunos de los eventos que describe Smith no deben sorprender a los científicos que los observaron. Antes de que un cultivo GM sea colocado en el mercado, su composición se evalúa cuidadosamente.  Los cultivos GM no son aprobados si el análisis de composición no demuestra que son seguros y tan nutritivos como las demás variedades del  mismo cultivo. El mismo análisis robusto que se aplica a los cultivos GM no se aplica a los cultivos convencionales. Este es paradójico ya que estudios ahora demuestran que los cultivos convencionales son más variados en su composición que los cultivos GM y el mejoramiento convencional produce más cambios no-intencionados que los métodos GM más precisos (e.g. Beckmann et al. 2007; Catchpole et al. 2005). Si Smith estuviera tan preocupado acerca de la inocuidad alimentaria y no solo en criticar los alimentos GM, valdría la pena de que se concentrara en las miles de variedad de alimentos que no han sido sujetos al análisis ni escrutinio que se le aplica a los  cultivos GM.

1. Plantas vivientes demuestran una variación biológica significativa en composición.

La variación en la composición de los alimentos es normal y es un riesgo asociación con el mejoramiento convencional que ha causado pocos problemas para los consumidores de alimentos. Varios alimentos convencionales, incluyendo papa, tomate, apio y yuca contienen compuestos tóxicos conocidos. Se ha establecido que la papa, por ejemplo, tiene una gran variación en la cantidad de químicos especializados y contiene toxinas (Beckmann et al. 2007).  Otros alimentos, tales como el maní y fruta kiwi son fuentes de alérgenos. Estos alimentos potencialmente peligrosos pueden manejarse con inocuidad tomando en cuenta las precauciones apropiadas (NAS 2004; Knudsen 2008; Cellini et al. 2004).

2. Cambios inesperados en la composición de cultivos transgénicos son insignificantes en comparación a la variación natural.

Un análisis químico comprensivo de los componentes de alimentos GM se ha realizado en donde se calculan todos los componentes que se pueden deleitar en estos cultivos alimentarios. El perfil de proteína, ARN y composición de metabolitos comprueban que la inserción de un transgen tiene un efecto menor en la composición que el fitomejoramiento convencional.  La variedad de cultivos, convencionalmente mejorados pueden resultar en mayores diferencias que los cultivos GM. Esta prueba de cambios inesperados insignificantes puede consultarse en relación a varios alimentos genéticamente modificados.   Las referencias citadas por Smith concluyen que la composición de los cultivos GM están dentro de los rangos normales esperados y en ningún caso cuestionan su inocuidad (Baker et al. 2006; Catchpole et al. 2005; Ioset et al. 2007; Kärenlampi y Lehesranta 2006; Lemaux 2008. Section 3.6. ; Padgette et al. 1996; Sautter y Urbaniak 2007; Shewry et al. 2007).

Uno de los trabajos más decisivos sobre este tema ha sido financiado por la Autoridad de inocuidad alimentaria del Reino Unido (UK Food Safety Authority (Catchpole et al. 2005) y analizó la manipulación genética del contenido químico de papas e involucró un análisis de distintos metabolitos en la papa.  El informe concluyó que los únicos cambios por la manipulación genética que se observaron eran los que se programaron basado en un entendimiento bioquímico de cómo funciona el metabolismo.  Reportes comprensivos y valuables sobre este tema se publicaron por dicha autoridad (FSA 2005).  El informe más reciente, el cual no es citado por Smith, brinda suficiente evidencia que cualquier cambio en los metabolitos que resulta de la inserción de transgenes recae dentro del rango de cambios vistos con variedades de cultivos convencionales.

3. Las pruebas de inocuidad realizadas en los alimentos GM evalúan el potencial de toxígenos y alérgenos.

De hecho, debido a que los componentes tóxicos conocidos o potencialmente tóxicos presentes en los alimentos (tal como el contenido de glucosinolato o isoflavona) son una parte requerida del proceso de inocuidad pre-mercado para alimentos GM. Pero no es un requisito en todo lugar para alimentos convencionales. Los cultivos GM son más inocuos desde un punto de vista de su composición (Knudsen I et al. 2008). Durante las primeras etapas de la aprobación para cultivos GM, no existían normas internacionalmente aceptadas sobre las mediciones para cada cultivo. Como resultado, los análisis de composición que se brindaban con estas aprobaciones tempranas (durante la década de los 90s) no siempre eran los mismos. En los últimos años, los datos de análisis de la composición se entrega a las autoridades reguladoras a nivel mundial que se rigen por estándares internacionalmente aceptados para cada cultivo – Vease, por ejemplo, los documentos de consenso OECD (2001-2008). www.oecd.org/document/9/0,3343,en_2649_34391_1812041_1_1_1_1,00.html consultado el 21 de diciembre, 2008.

4. Cambios inesperados en la composición de alimentos pueden ocurrir por motivos no relacionados a la genética (Padgette et al. 1996; NAS 2004; Wang y Murphy 1994).

Muchos factores pueden causar diferencias en la composición. Por ejemplo, el daño causado por insectos, falta de agua por falta de lluvia o cambios en prácticas de cultivo u otras prácticas agrícolas. Antes de que sean aprobadas dichas practicas, los cultivos GM generalmente se cultivan al lado de las variedades convencionales en 3-6 sitios geográficos distintos. El producto de consumo humano o animal se cosecha a lo largo de 2 o 3 estaciones de cultivo. La composición de cultivos GM se determina en estos estudios cuidadosamente controlados. Ningún cultivo GM en el mercado hoy en día a nivel mundial tiene alguna diferencia biológica significativa comparativa. De hecho, la composición de cada componente medido está dentro del rango normalmente observado para ese componente en el cultivo. La presencia de alguna variación a nivel de componente alimentario no significa que un alimento genéticamente diseñado presenta mayor riesgo que una variedad de alimento convencional. También es importante asegurar que las diferencias observadas sean genéticas y no culturales.

5. La variación biológica en la composición de alimentos es el motivo por el cual las pruebas de inocuidad deben ser comparativas.

Es decir, la inocuidad de cualquier alimento, tal como un alimento GM, debe evaluarse al compararlo con la inocuidad composicional de un alimento convencional. Se recomienda realizar comparaciones con distintas variedades (Konig et al. 2004).

6. Los cultivos GM podrían ser más seguros que los cultivos convencionales.

Muchos alimentos tradicionales, a pesar de que tenga una historia de inocuidad, no ha sido sistemáticamente evaluado para garantizar su inocuidad química, aunque se sabe que contienen componentes potencialmente dañinos, tales como alérgenos y toxinas (Knudsen 2008).

7. La Ruleta Genética cuenta versiones incompletas e imprecisas de las diferencias en cultivos GM.

Smith cita una amplia lista de ensayos que según alega, muestran la incertidumbre fundamental de la tecnología GM. Estos ensayos se colocan en varias categorías: 1) Ensayos que demuestran las primeras investigaciones con la tecnología GM en donde hubo resultados inesperados. En muchos de los casos citados, los investigadores pudieron haber anticipado los cambios y en otros casos, algo nuevo se aprendió  esa es la naturaleza de la investigación en general. 2) Se mencionaron varios estudios en donde se documenta que lo que resultó después de hacer un análisis profundo  no era cierto o presentaban diferencias significativas (eg. Padgette et al. 1996). Por supuesto, las cosas no siempre funcional tal como uno las planea (por eso se llama investigación). Pero cuando las diferencias negativas se relacionan a una falta de inocuidad o desempeño, los productos no se comercializan. El hecho de no encontrar diferencias significa que el sistema de inocuidad funciona.

8. No es necesario analizar cada componente de un alimento para saber lo que es seguro consumir.

La Ruleta Genética intenta presentar el argumento que no se analizan todos los componentes de un alimento para consumo humano o animal y que por ese motivo, varios cambios indetectados puedan ocurrir. Aunque el análisis sea mucho más sofisticado y completo de lo que Smith presenta a sus lectores. Es cierto que no se analiza cada componente de un alimento. Los científicos analizan los compuestos que son de importancia en un alimento que suelen ser compuestos distintos. Esto incluye todos los macro-nutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas), vitaminas, minerales, aminoácidos individuales, composición total de lípidos y todos los alérgenos conocidos, antioxidantes y otros componentes de interés biológica (por ejemplo, isoflavonas en la soya porque tienen beneficios para la salud). El análisis comprende más del 99% de lo que se encuentra en los alimentos y, más importante aún, comprende todos los compuestos que tienen un significado biológico conocido en un alimento determinado. También se da el caso que en una célula, las vías metabólicas se interconectan entre sí. Si un gran número de compuestos se encuentran dentro de su rango normal de variabilidad y se toman en cuenta los efectos ambientales y de procesamiento, entonces es altamente improbable que otros compuestos fueran significativamente distintos con respecto a la abundancia. Por supuesto, hay excepciones a este argumento, dado el alto número de posibles compuestos presentes en los tejidos vegetal. Pero hay más oportunidades para problemas inesperados que resulten del fitomejoramiento convencional que los que provienen de la ingeniería genética, dada la evidencia que actualmente se acumula a una gran velocidad de que el fitomejoramiento convencional produce cambios mayores en la composición que la técnica más precisa y menos perjudicial de la inserción genética (Vease referencias para el punto 2 anterior). Finalmente, los alimentos para consumo humano y animal que se cultivan en el mundo de hoy son inherentemente seguros para comer.

Referencias

Baker JM et al. (2006). A metabolomic study of substantial equivalence of field-grown GM wheat. Plant Biotechnology Journal, 4:381-392. GM and non-GM wheats have the same metabolite levels.

Beckmann M, Enot DP, Overy DP, and Draper J (2007). Representation, comparison, and interpretation of metabolome fingerprint data for total composition analysis and quality trait Investigation in potato cultivars. J. Agric. Food Chem. 55 (9): 3444-3451 DOI: 10.1021/jf0701842. Institute of Biological Sciences, Edward Llwyd Building, University of Wales, Aberystwyth, Ceredigion SY23 3DA, United Kingdom.

Catchpole GS et al. (2005). Hierarchical metabolomics demonstrates substantial compositional similarity between genetically modified and conventional potato crops. PNAS October 4, 2005 vol. 102 no. 40 14458-14462

Cellini F et al. (2004). Unintended effects and their detection in genetically modified crops. Food and Chemical Toxicology 42:1089-1125. Los efectos no intencionados de los resultados que son totalmente inesperados e impredecibles. Este ensayo se enfoca en la tecnología utilizada para detector resultados inesperados, lo cual incluye metabolómica, proteómica y transcriptómica. Estos términoas corresponden a varios tipos de huellas químicas.

EFSA GMO Panel Working Group on Animal Feeding Trials (2008) (Gruo del panel de trabajo sobre ensayos de alimentación en animal). Safety and nutritional assessment of GM plants and derived food and feed: the role of animal feeding trials. Food Chemistry and Toxicology 46 Suppl 1:S2-70. Epub 2008 Feb 13. Resumen comprensivo y autoritario sobre el estado de los ensayos de alimentación en animal que se realizan con cultivos genéticamente modificados, incluyendo una discusión sobre sus fortalezas y debilidades. Los expertos asociados con la Autoridad Europea de Inocuidad Alimentaria (European Food Safety Authority) brindan una amplia lista de varias pruebas de alimento animal y un análisis técnico detallado sobre cómo interpretarlos.

Kärenlampi S O and Lehesranta S J (2006). Proteomic profiling and unintended effects in genetically modified crops. ISB News Report January 2006. www.isb.vt.edu/news/2006/news06.Jan.htmaccessed Dec 200 2008. Uno de los muchos ensayos sobre el estudio comprensivo sobre el perfil total de proteína de las plantas.

NAS (2004) Safety of Genetically Engineered Foods: Approaches to Assessing Unintended Health

Effects by Food and Nutrition Board (FNB) Institute of Medicine (IOM) Board on Agriculture and Natural Resources (BANR) Board on Life Sciences (BLS). National Academies Press. books.nap.edu/openbook.php?isbn=0309092094, consultado el 21 diciembre, 2008.

Ioset JR et al. (2007). Flavonoid profiling among wild type and related GM wheat varieties. Plant Molecular Biology 65 (5), 645-654

Knudsen I, Soborg I, Eriksen F, et al. (2008). Risk management and risk assessment of novel plant foods: Concepts and principles. Food and Chemical Toxicology 46:1681-1705. En comparación a los alimentos genéticamente modificados, se sabe muy poco sobre los efectos a la salud a largo plazo de cualquier alimento tradicional, según este informe.

Konig A, Cockburn A, Crevel RWR et al. (2004). Assessment of the safety of foods derived from genetically modified (GM) crops. Food and Chemical Toxicology 42:1047-1088. Brinda un marco  de métodos y enfoques para garantizar la inocuidad de productos genéticamente modificados, de un grupo amplio de expertos del los sectores públicos y privados, principalmente de Europa.

OECD (2001-2008) Consensus documents for the work on the Safety of Novel Foods and Feeds www.oecd.org/document/9/0,3343,en_2649_34391_1812041_1_1_1_1,00.html accessed Dec 21 2008

Lemaux P (2008). Section 3.4. Are Food safety studies conducted on GE foods? In Review: Genetically engineered plants and foods: a scientist’s analysis of the issues (Part I). Annual Review

Plant Biology 59:771–812.

Lemaux P (2008). Sección 3.6. Do genetically engineered foods have changes in nutritional content? Bajo revisión: Genetically engineered plants and foods: a scientist’s analysis of the issues (Part I).

Annual Review Plant Biology 59:771–812. Presenta la necesidad de evaluar un rango normal de variación en la composición de la planta cuando se decido que la ingeniería genética causa algún cambio. Proporciona referencias claves a estudios sobre la composición comparativa.

Padgette SR et al. (1996). The composition of glyphosate-tolerant soybean seeds is equivalent to that of conventional soybeans. J. Nutr. 126:702–16

Sautter C and Urbaniak B (2007). Flavanoids for environmental equivalence profiling of GE plants ISB

News Report. December 2007. www.isb.vt.edu/news/2007/artspdf/dec0703.pdf. Consultado el 21diciembre, 2008

Shepherd LVT et al. (2006). Assessing potential for unintended effects in genetically modified potatoes perturbed in metabolic and developmental processes. Targeted analysis of key nutrients and antinutrients. Transgenic Res. 15:409–25. Demuestra que los nutrientes claves y los antinutrientes en papas genéticamente modificadas son sustancialmente equivalentes

Shewry PR et al. (2007). Are GM and conventionally bred cereals really different? Trends Food Sci. Technol. 18:201–9

Taylor NB et al. (1999). Compositional analysis of glyphosate-tolerant soybeans treated with glyphosate Journal of Agricultural and Food Chemistry 47 (10):4469-4473. DOI: 10.1021/jf990056g. Otros estudios han demostrado que la composición de semillas de soya GM y no GM es equivalente. Este estudio demuestra que las semillas de soya tratadas con glicofosato tienen una equivalencia en su composición como la de las semillas de soya no tratadas.

Wang H-J and Murphy PA (1994). Isoflavona composition of American and Japanese soybeans in Iowa: Effects of variety, crop year, and location J. Agric. Food Chem. 42:1674-1677. El contenido total de isoflavona varía dentro de un rango de 400%.

La Ruleta Genética falsamente alega:

Cultivos GM tienen niveles alterados de nutrientes y toxinas

1. Varios estudios de OGMs revelan la ocurrencia de cambios no intencionados en los nutrientes, toxinas, alérgenos y productos de pequeñas moléculas del metabolismo.

2. Esto demuestra el riesgo asociado con cambios no intencionados que ocurren como resultado de la ingeniería genética.

3. Las pruebas de inocuidad no son adecuadas para prevenir potenciales riesgos a la salud asociados con dichos cambios.

La Ruleta Genética alega que los cambios en los nutrientes, toxinas y alérgenos en cultivos genéticamente modificados presentan riesgos que no pueden ser manejados por pruebas de inocuidad.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*