3.4—Bacteria entera que produce Bt es segura (¡Por eso lo utilizan los agricultores orgánicos!)


El Bt en los cultivos no es más tóxico que el Bt en bacteria.

Vease alegatos falsos de La Ruleta Genética al final de la página.

Análisis de la comunidad experta científica

De acuerdo con La Ruleta Genética, el hecho que el Bt en los cultivos no se lava ya que está modificado para mantenerse activo al ingerirse y debido a que hay una mayor presencia de BT en dichos cultivos, debemos creer que el Bt en los cultivos es más tóxico. En efecto, el Bt es más tóxico – pero para insectos. Por eso funciona tan bien. Smith no presenta ningún dato en esta sección que demuestre que los animales pueden consumir grandes cantidades de Bt sin efectos dañinos. De hecho, la proteína Bt se digiere como cualquier otra proteína – esto se llama nutrición. De nuevo, Smith hace un alegato peligroso para el que no puede proporcionar ninguna evidencia o argumento lógico.

1. Las toxinas Bt que se colocan en las plantas por aspersión no persisten, mientras que las proteínas Bt que se producen en las plantas persiste, que es uno de los motivos  por el cual los  cultivos Bt son más efectivos que la aspersión Bt.

Los científicos incorporan el Bt en plantas para que las plantas continuamente produzcan bioplaguicida. No debe sorprendernos que suelen enfocar la producción de Bt en las hojas, tallos o raíces dependiendo de la plaga que se desea erradicar (Ely et al. 2000; Russell y Fromm 1997; Song et al. 2000). Esto reduce el costo debido a que se utiliza menos plaguicida, requiere menos trabajo y combustible (Brookes y Barfoot 2007). La investigación demuestra que los cultivos Bt tienen un impacto ambiental menor que la aspersión de plaguicidas químicos (y probablemente menor que las aspersiones de plaguicda Bt).

2. Las toxinas Bt incorporadas a las plantas se modifican para que puedan actuar rápidamente.  Estas tienen una alta presencia para atrasar el desarrollo de resistencia.

Los científicos pueden desarrollar plantas que son más eficaces para controlar las plagas que las aspersiones Bt. Es difícil obtener altas concentraciones de Bt en cultivos (Nester et al. 2002) por el cual la polilla de la col se ha vuelto resistente al Bt (Shelton et al. 1993). Los productores de los cultivos Bt encontraron la manera de aumentar la potencia del Bt e incrementar los niveles de Bt en los tejidos de la planta para retardar el desarrollo de insectos resistentes. También modificaron la molécula para que no tenga que ser parcialmente digerida por el insecto para mantenerse activo.

3. El Bt usado en los cultivos Bt es seguro para humanos y animales y, por ende, no hay consecuencias si se aumenta la exposición en humanos y animales.

Smith presenta un argumento sin sentido y alega que las moléculas Bt modificadas usadas en grupo podrían formar más anticuerpos ya que nunca se ha reportado un anticuerpo IgE asociado con alergia a Bt (Siegel 2001; Betz et al. 2000). A pesar de varios años de cultivar millones de hectáreas con cultivos Bt, no han surgido alergias ni otros efectos secundarios en humanos. De igual manera, un aumento en la potencia y concentración de Bt no es importante debido a que no se han visto efectos secundarios aunque es utilizado extensamente y hay estudios científicos en donde se ha observado que las proteínas Bt no son alérgenos o tóxicos para animales (Siegel 2001; Betz et al. 2000). Las proteínas Bt son específicamente tóxicas para algunos insectos con muchas similitudes (Nester et al. 2002; Whalon y Wingerd 2003). Los desarrolladores de los cultivos Bt y otros investigadores han publicado estudios que demuestran que los animales pueden ser alimentados con Bt a dosis de mil a un millón de veces más alto de lo que un ser humano consumiría en un cultivo Bt sin ningún efecto tóxico. Es decir, estos estudios demuestran que podemos consumir gramos de proteínas Bt con seguridad cuando los cultivos Bt solo contienen microgramos del mismo. Por ese motivo, las autoridades regulatorias aprueban los cultivos Bt. Las proteínas Bt no causan peligro a los mamíferos. El ciclo de vida de la bacteria que produce estas proteínas Bt es uno de los milagros de la naturaleza ya que son patógenos de insectos huéspedes que producen proteínas que solo matan sus insectos huéspedes pero que no afectan otros insectos. Este fenómeno se llama especificidad biológica.

4. El argumento de Smith en la Sección 3.4 no presenta evidencia de ningún daño.

Según Smith, la exposición es más alta y las moléculas son distintas. Pero Smith no da evidencia de que es dañino y esencialmente argumenta que “más y diferente” es “peor”. Muchas de las alegaciones de La Ruleta Genética siguen este patrón. El único efecto secundario observado ha sido en las crisopas verdes Chrysopidae que consumieron lepidóptera, la cual había consumido maíz BT. El maíz Bt estaba compuesto por un Bt denominado Cry1Ab – un estudio que fue demostrado como un error en el 2004 (Romeis et al. 2004), mucho antes de que Smith escribiera La Ruleta Genética. Hay dos aspectos importantes que hay que observar: 1) para que los hallazgos científicos sean validados, deben validarse independientemente. En este caso, este alegato fue demostrado como incorrecto por otros científicos y 2) Smith no conoce la literatura científica o intencionalmente esconde la información que no apoya su punto de vista.

Referencias

Betz FS, Hammond BG, and Fuchs RL (2000). Safety and advantages of Bacillus thuringiensisprotected plants to control insect pests. Regulatory Toxicology and Pharmacology 32:156-177.

Brookes G and Barfoot P (2007). Global impact of biotech crops: Socio-economic and environmental effects, 1996-2006. AgBioForum, 11: 21-38. Disponible en el Internet: www.agbioforum.org.

Ely S, Evans IJ and Schuch WW (2000). Root specific promoter. World Patent WO/2000/029594

International Application No.PCT/IB1998/002000

Nester EW et al. (2002).100 Years of Bacillus thuringiensis: A Critical Scientific Assessment. A report from the American Academy of Microbiology. 2002.http://academy.asm.org/images/stories/documents/100yearsofbtcolor.pdf

Romeis J, Dutton A, and Bigler F (2004). Bacillus thuringiensis toxin (Cry1Ab) has no direct effect on larvae of the green lacewing Chrysoperla carnea (Stephens) (Neuroptera: Chrysopidae). Journal of Insect Physiology 50:175–183.

Russell DA and Fromm ME (1997). Tissue-specific expression in transgenic maize of four endosperm promoters from maize and rice. Transgenic Research 6, 157–168 (1997)

Shelton AM, Robertson JL, Tang JD, Perez C, Eigenbrode SD, Preisler HK, Wilsey WT, and Cooley RJ (1993). Resistance of diamondback moth to Bacillus thuringiensis subspecies in the field. J. Econ.Entomol. 86: 697-705.

Siegel JP (2001). The mammalian safety of Bacillus thuringiensis- based insecticides. Journal of Invertebrate Pathology. 77:13-21

Song P, Heinen JL, Burns TH, and Allen RD (2000). Expression of two tissue-specific promoters in transgenic cotton plants. The Journal of Cotton Science 4:217-223

Whalon ME and Wingerd BA (2003). Bt: Mode of action and use Archives of Insect Biochemistry and Physiology, 54: 200-211.

La Ruleta Genética falsamente alega:

El Bt en los cultivos es más tóxico que la aspersión  con Bt

1. La  toxina Bt en cultivos GM es más dañino que la aspersión con Bt debido a diferencias en la concentración y forma de la proteína.

2. Las aspersiones Bt se usan intermitentemente y se degradan en el ambiente.

3. La toxina Bt en cultivos es mil veces más concentrada y se produce continuamente en cada célula  de la planta.

4. La forma de la proteína de la toxina Bt en cultivos GM también es más tóxica.

Smith alega que la toxina Bt en los cultivos GM es más tóxica que la toxina Bt en las aspersiones bacterianas.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*