3.5—Retiro de maíz Starlink fue exitoso y no causó alergias


La plaguicida en el maíz protegido de Starlink tiene una baja  probabilidad de ser un alérgeno.

Vease alegatos falsos de La Ruleta Genética al final de la página.

Análisis de la comunidad experta científica

Hasta cierto punto, el episodio de Starlink es una historia triste. Primero, la EPA no entendió que no hay una prueba única  para determinar si una proteína es un alérgeno alimentario y enfatizó demasiado el hecho que el Bt encontrado en Starlink, denominado Cry9C, no se digiere rápidamente en el fluido gástrico simulado.  La EPA no aprobó el maíz Starlink como un alimento de consumo humano. Sin embargo, empeoró el error al aprobar el maíz para consumo animal.   La agencia aprobó el maíz Starlink siguiendo el consejo del desarrollador de advertir a los agricultores que solo era de consumo animal. Sin embargo, la EPA no tomó en cuenta que el maíz para consumo humano y animal están mezclados en el sistema de granos de los EEUU. El maíz Starlink luego apareció en el alimento de consumo humano. Las acciones del EPA prepararon el terreno para el retiro de un producto que, probablemente era inócuo.  La FDA no tuvo otra opción legal que retirar el producto de Starlink, que había sido rechazado para consumo humano, por encontrarse en el inventario alimentario de consumo humano. Durante el proceso, la empresa desarrolladora quebró y millones de consumidores quedaron innecesariamente preocupados por haber estado o si iban a estar expuestos a Starlink. Si tratamos los cultivos GM como otros cultivos convencionales y si las agencias y consumidores no fueran afectados por la información no científica diseminada para infundir miedo, esta tragedia podría haberse evitado. Jeffrey Smith contribuye a diseminar este temor sin fundamento al afirmar que los alimentos GM podrían haber causado un aumento en las alergias alimentarias sin presentar evidencia científica que corrobore dicha afirmación.

1. No se ha demostrado que el Bt en el maíz Starlink sea un alérgeno y un análisis detallado del evento de Starlink concluyó que la proteína Bt en Starlink, Cry9c, muy probablemente no es un alérgeno.

Contrario a los alegatos de Smith, la mayoría de los alergólogos estiman que no había prácticamente ninguna posibilidad de que Starlink tuviera un alérgeno, mientras que un panel de expertos de la EPA aparentemente pensó que había una pequeña posibilidad  real de que el maíz Starlink pudiera convertirse en un alérgeno (CDC 2001, Lemaux 2008, Hefle y Taylor 2001). El problema que se observó con Cry9C es que se digiere más lentamente en el ensayo simulado de fluido gástrico. Esto no quiere decir que sea un alérgeno debido a que las proteínas no digeridas no necesariamente son alérgenos. Al mismo momento que ocurrió el episodio de Starlink, la opinión científica experta comenzaba a cuestionar una propuesta anterior de que la inestabilidad de una proteína era un indicador de alergeneidad potencial.

Recientemente, algunos expertos estimaron que debemos completamente eliminar el ensayo de digestión porque no pronostica alergeneidad (Goodman et al. 2008). La EPA y el panel de expertos de la EPA pusieron demasiado énfasis en el ensayo de digestión y consideraron que una mal digestibilidad era un indicador de alergeneidad; tampoco consideraron otros datos lo suficiente, tal como el hecho de que ninguna proteína Cry había causado alergia en humanos o que la proteína Bt en cuestión – Cry9C –  no se asemeja estructuralmente a ningún alérgeno conocido. Podría ser que la EPA asumió un enfoque de precaución extrema al intentar estar 100% seguros que Cry9C no fuera un alérgeno.

2. El problema con Starlink fue que no estaba aprobado para consumo humano y fue retirado cuando apareció en un alimento para humanos.

La ley está muy clara. Para proteger a los consumidores, cuando un aditivo que no ha sido aprobado aparece en el sistema alimentario, este debe retirarse.  La FDA no investigó si Starlink era peligroso porque el problema consistía en que era un producto que no había sido aprobado. Las consecuencias fueron serias. El productor, Aventis, fue multado millones de dólares por el Departamento de Agricultura de los EEUU (USDA) y pagó millones a los consumidores y empresas afectadas por el retiro. Como resultado directo, Aventis cerró sus operaciones. Además, los comercios, restaurantes y fabricantes de alimentos sufrieron grandes pérdidas. Hasta hace poco, se continuaban realizando pruebas a todo el maíz de los EEUU hasta que se determinó que ya no quedaba ninguna cantidad medible de Starlink en el sistema alimentario (EPA 2007).

3. Las personas se asustaron por el retiro y muchos atribuían su enfermedad a Starlink.

Es desafortunado y está bien documentado que cuando situaciones de crisis como la de Starlink se difunden públicamente y las personas se enferman, naturalmente atribuyen su enfermedad al producto retirado. Considérelo. ¿Si uno come tacos, se enferma y horas después escucha que las tortillas de los tacos están siendo retiradas por el gobierno, no pensaría usted que quizás la enfermedad se debe al taco que uno acaba de comer? No se puede criticar a los consumidores por pensar que si algo es retirado entonces debe ser peligroso. De hecho, decenas de enfermedades atribuidas a Starlink se investigaron cuidadosamente y no se encontró ningún anticuerpo IgE que reaccionara con Cry9C en dichos sujetos – la prueba de oro requerida para demostrar alergeneidad.  (Hefle y Taylor 2001). No hay evidencia que algún consumidor se haya enfermado por Starlink.

4. La exposición humana a Starlink era muy baja.

Menos de 0,5% del maíz en los EEUU era de Starlink y es probable que mucho más del 75% se destinara a los animales. Recuerde que se les pidió a los agricultores que lo utilizaran estrictamente para consumo animal y la mayoría siguió esa advertencia. Aproximadamente 1% de todo el maíz se consume como maíz entero en los EEUU. La mayoría del maíz usado como alimento se procesa como aceite y maicena. La exposición a Cry9C se hubiera reducido aun más por el hecho que el proceso usado para producir harina de maíz o la masa de tacos, denominado nixtalización (tratamiento con calor y álcali) esencialmente destruye Cry9C  (Shillito et al. 2001). La exposición típica humana hubiera sido menor a una fracción de un milmillonésimos de gramo y el 99 percentil de los consumidores, en el peor de los casos, habría estado expuesto a algunos microgramos (millonésima parte de un gramo) por día (Shillito et al. 2001, Peterson et al. 2001). Es desafortunado que durante el retiro, no se les brindara información a los consumidores para explicar que el producto no era inseguro y que el nivel probable de exposición era muy bajo. 

5. Smith hace alegatos ilógicos que no han sido comprobadas así como críticas explosivas sobre los cultivos GM.

Queremos llamar la atención específicamente a la frase, “las alergias han aumentado significativamente desde que los cultivos GM han estado en el mercado. Sin una evaluación pos-mercado o mejores métodos de tamizado para alergias, se debe sospechar que los cultivos GM contribuyen a esta situación.” No obstante, la alergia a los alimentos no han aumentado significativamente aunque sí han aumentado (Tomaselli 2009). Smith nunca logra comprobar que los cultivos GM causan alergia o algún efecto secundario. Smith acusa los cultivos GM con una falacia lógica clásica llamada falacia pos-hoc. En la lógica, solo porque un evento sigue otro evento, no quiere decir que el primer evento causó el segundo evento. La evidencia de la causalidad debe ser demostrada para establecer una conexión y Smith no la ha demostrado.

Vease también

3.2—Hoy en día los criterios sobre alergia a los alimentos son más precisos

Referencias

CDC (2001). Investigation of Human Health Effects Associated with Potential Exposure to Genetically Modified corn. A Report to the U.S. Food and Drug Administration from the Centers for Disease Control and Prevention June 11, 2001 www.cdc.gov/nceh/ehhe/Cry9cReport/ consultado el 7 de enero, 2009

EPA (2007). US Environmental Protection Agency Office of Pesticide Programs (Draft White Paper) Concerning Dietary Exposure to Cry9c Protein Produced by Starlink® Corn and the Potential Risks Associated with Such Exposure October 16, 2007

Goodman RE., Vieths S, Sampson HA, Hill D, Ebisawa M, Taylor, SL, van Ree, R (2008). Allergenicity assessment of genetically modified crops: what makes sense? Nat. Biotech. 26: 73-81.

Hefle S and Taylor S (2001). Will genetically modified foods be allergenic? J Allergy Clin Immunol. 107: 765-771.

Lemaux P (2008). 3.9. Were Foods Made From Bt Maíz Removed from the Market Because of Allergenicity Concerns? In Genetically engineered plants and foods: a scientist’s analysis of the issues (Part I). Annual Review Plant Biology 59:771–812.

Petersen BJ, Rachman NJ, Watters JL (2001). Estimated potential dietary intake of cry9c protein based on measurements of cry9c in processed foods made from 100% Starlink™ maíz Aventis Corporation filing with EPA, April 21, 2001.

Shillito RD, MacIntosh S, Kowite WJ. “Detection of Cry9C protein in dry milled, wet milled and masa processed fractions and processed foods made from 100% StarLink™ grain.” Aventis Corporation filing with EPA, April 17, 2001.

Tomaselli KP, Allergic reaction: Food Allergies Increasing, Especially among Children. American Medical News (AMA) en línea, 5 de enero, 2009. www.amaassn. org/amednews/2008/12/29/hlsa1229.htm

La Ruleta Genética falsamente alega:

El plaguicida interno del maíz Starlink tiene una “mediana probabilidad” de ser un alérgeno.

1. El maíz Starlink potencialmente considerado como un alérgeno por la EPA de los EEUU, fue aprobado para el consumo animal pero no para el consumo humano.

2. No obstante, una pequeña cantidad cultivada en los EEUU contaminó el suministro alimentario, lo que causó el retiro masivo del alimento.

3. Miles de personas reportaron enfermedades incluyendo episodios mortales que se pensó estar relacionados al maíz Starlink.

4. El FDA no pudo descartar la alergeneidad y según expertos, tiene una “mediana probabilidad” de ser un alérgeno.

5. Una pequeña cantidad permanece en el suministro alimentario.

La proteína Bt en el maíz Starlink no es digerible y, por ende,  podría ser un alérgeno.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*