4.2—Los transgenos son seguros y comunes en la naturaleza


Los estudios GM demuestran que los genes insertados en plantas no causan nuevos riesgos

Vease alegatos falsos de La Ruleta Genética al final de la página.

Una prueba estándar de cada variedad nueva de una planta transgénica es verificar por medio de análisis de proteínas, que la proteína recién agregada – y solo la proteína deseada – haya sido agregada al perfil de proteínas que produce la planta en crecimiento. Los métodos bioquímicos para realizar esto están muy bien desarrollados y revelan con precisión si se ha agregado solo una o más de una proteína nueva. Estos métodos se utilizan de rutina para garantizar que la proteína recién agregada esté presente tal como fue planeado. Este suele ser el primer paso para validar si la planta transgénica se desempeña tal como los biotecnólogos desean. Dichos métodos brindan información que es generalmente requerida por las agencias regulatorias. En esta sección del su libro, Jeffrey Smith hace varias especulaciones sobre la posible presencia de proteínas adicionales inesperadas en los cultivos transgénicos. Smith parece desconocer que el primer paso para descubrir si la proteína deseada se produce es buscarla directamente, algo que hacen los científicos regularmente. En contraste a la especulación de Smith, si se le realiza un análisis bioquímico directo del contenido proteínico de las plantas transgénicas a los ejemplos del autor, se puede observar que solo se produce la proteína nueva deseada.

Análisis de la comunidad experta científica

1. Smith confunde las secuencias de ADN con proteínas producidas en la planta GM.

La Ruleta Genética correctamente cita evidencia, la cual demuestra que al desarrollar remolacha tolerante a herbicida, se pierde una parte del ADN, y el ADN insertado se fusiona con el ADN de la remolacha. Este cambio en el ADN ocurre de una manera que, teóricamente, podría haber generado una “fusión del ARN mensajero (ARNm)” – es decir, una parte del ARNm que contiene las instrucciones del 69% de la proteína insertada ligada a suficiente ADN de la remolacha para codificar 43 aminoácidos adicionales. Esta proteína no presenta ningún peligro ya que está compuesta de proteínas inocuas. Pero el problema principal es que Smith evita decirle al lector que según estudios, que han mostrado que mientras exista el ARNm correspondiente a estas secuencias, la proteína no esta presente en las células (ANZEA 2001).

2. El gen Bt transgénico en Mon 810 produce el producto digestivo normal Bt al ingerirse.

La Ruleta Genética correctamente explica que solo el 70% de los genes que codifican Mon810 fueron insertados en los cromosomas de maíz. Este gen más corto significa que el maíz produce una proteína de inicio BT más pequeña de lo que inicialmente se observa en la bacteria. Pero al ingerirse por el insecto meta, ambos el maíz y las proteínas bacterianas Bt se digieren y producen el material activo idéntico. Esta producción de formas pre-digestivas BT acortadas que produce el maíz Mon 810 está bien caracterizado (Agbios n.d., Hernandez et al. 2003) y es bien conocido por los biólogos especialistas en insectos (Federici 2002, Romeis et al. 2004). Pero Smith no le informa al lector de La Ruleta Genética que se forma el producto activo idéntico. Mon 810 ha sido aprobado en más de 15 países incluyendo la muy cautelosa Unión Europea. Las autoridades regulatorias no concluyeron que esta proteína truncada fuera motivo de preocupación. Mon 810 se ha estudiado cuidadosamente en animales y también se cultiva ampliamente a nivel mundial sin ningún efecto secundario observado (Betz et al. 2000). No debe sorprendernos que un fragmento de proteína determinada como inocua pueda ingerirse. Las ratas han consumido Cry1AB a un nivel de 1 millón de veces más alto de lo que podríamos encontrar en la dieta regular sin ningún efecto secundario (además de nutrir las ratas).  

3. Las mutaciones, deleciones e inserciones acompañan todo cultivo de plantas.

No debe sorprendernos que el reordenamiento de ADN local pueda observarse en el mejoramiento GM. Se ha documentado en estudios recientes la ocurrencia de trastornos masivos de ADN en el mejoramiento convencional (Batista et al. 2008, Baudo et al. 2006, Chen y 2006, Jiang et al. 2004, Kashkush et al. 2002, Leitch and Leitch 2008). Por ejemplo, los científicos expertos en plantas han identificado que los agricultores utilizan más de 1000 genes híbridos del arroz (Jiang et al. 2004) y por lo menos 3000 variedades mutantes de cultivos creados por radiación utilizados por los agricultores (que causa más reorganización genético que la inserción transgénica) (IAEA 2008).  Smith cita el alegato de Mae Wan Ho quien argumenta que los científicos franceses y belgas solo han demostrado que el transgen en Syngenta Bt-176 (una variedad que ya no se cultiva) solo tiene una similitud del 65% al Cry1Ab original del que se derivó y que el desarrollador se equivocó ya que el producto tiene una similitud del 94% a Cry1Ab. Mae Wan Ho aparentemente hace este alegato sin referencia y sin haber publicado ningún artículo científico que podemos evaluar. Las autoridades regulatorias quienes aprobaron esta variedad no encontraron ninguna inconsistencia en la naturaleza de las secuencias insertadas de Cry (Smith hace un alegato similar sobre la inestabilidad genética en la Sección 2.6 de La Ruleta Genética en donde también analizamos dichos argumentos. También vease la siguiente sección).

Referencias

ANZFA (2001). Draft Risk Analysis Report, Application A378 Food derived from glyphosate-tolerant

sugarbeet line 77 (GTSB77) www.foodstandards.gov.au/_srcfiles/A378FAR.pdf, consultado el 23 de diciembre, 2008

Batista R, Saibo N, Lourenço T, Oliveira MM (2008). Microarray analyses reveal that plant mutagenesis may induce more transcriptomic changes than transgene insertion. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 105(9): 3640–3645. Los tratamientos con radiación causan más cambio genético que la inserción transgénica.

Baudo MM, Lyons R, Powers S, Pastori GM, Edwards KJ, Holdsworth MJ and Shewry PR (2006). Transgenesis has less impact on the transcriptome of wheat grain than conventional breeding. Plant Biotechnol J. 4(4):369-80.

Betz FS, Hammond BG, and Fuchs, RL (2000). Safety and advantages of Bacillus thuringiensis protected plants to control insect pests. Regulatory Toxicology and Pharmacology 32:156-177. Un resumen clave sobre el uso de las proteínas Bt para controlar plagas en la agricultura. Se presentan datos claves que justifican los márgenes de inocuidad de ~millones-veces para proteínas Bt.

Belgian Biosafety Server (2006). Molecular characterisation of the genetic maps of commercial genetically modified plants. www.biosafety.be/gmcropff/EN/TP/MGC.html consultado el 26 de diciembre, 2008.  Brinda una descripción de inserciones de ADN en cultivos transgénicos.

Chen ZJ and Ni Z (2006). Review article: Mechanisms of genome rearrangements and gene expression changes in plant polyploids. BioEssays 28:240-252. Los cruces nuevos entre distintas especies de plantas se someten a varios cambios genéticos.

Federici BA (2002). Case study: Bt crops—a novel mode of insect resistance. In: Atherton, K.(Ed.), Genetically Modified Crops: Assessing Safety. Taylor & Francis Group, London, pp. 164–200. Describe la aplicación de proteínas Bt, incluyendo versiones truncadas, tales como Cry1Ab.

Hernández M, Pla M, Esteve T, Prat S, Puigdomènech P and Ferrando A (2003). A specific real-time quantitative PCR detection system for event MON810 in maize YieldGard® based on the 3′-transgene integration sequence. Transgenic Research 12: 179–189. Describes the insert junction in Mon 810 that leads to a truncated Bt protein precursor.

IAEA (2008). Mutant plants can boost yields, resistance: IAEA conference (Vienna, Austria). Reports that some 3000 mutant plant varieties from 170 plant species are catalogued by the International Atomic Energy Agency. www.terradaily.com/2007/080812145530.x6uv6k68.htmlaccessed, consultado el 20 de diciembre, 2008.

Jiang N, Bao Z, Zhang X, Eddy SR, Wessler SR (2004). Pack-MULE transposable elements mediate gene evolution in plants. Nature 431, 569-573. ADN móvil en arroz porta fragmentos de más de 1000 genes celulares.

Kashkush K, Feldman M, and Levy AA (2002). Gene loss, silencing and activation in a newly synthesised a wheat allotetraploid. Genetics 160:1651-1659. Antecedentes del uso seguro de la genética con más información sobre cambios genéticos inesperados que ocurren durante la evolución de cultivos. Demuestra un simulacro de la evolución de trigo para demostrar dos componentes de zacate de hibridazación cruzada, muchos genes se silenciaron, activaron y algunos se perdieron.

Leitch AR and Leitch IJ (2008). Genome plasticity and the diversity of polyploid plants. Science 320:481-483. El éxito de una planta que florece parcialmente se atribuye a sus genomas altamente plásticos que pueden soportar grandes cambios en la estructura a lo largo de pocas generaciones.

Romeis J, Dutton A and Bigler F (2004) Bacillus thuringiensis toxin (Cry1Ab) has no direct effect on larvae of the green lacewing Chrysoperla carnea (Stephens) (Neuroptera: Chrysopidae). Journal of insect Physiology.50:175-183.CryIAb Poses Negligible Risk for Lacewing Predator.

La Ruleta Genética falsamente alega:

Los transgenes pueden ser alterados durante inserción.

1. Durante inserción, el transgen puede ser truncado, reordenado o intercalado con partes extrañas de ADN.

2. El transgen en MON810 se truncó; la proteína que produce es derivada de una combinación de la secuencia transgénica y el propio ADN del maíz.

3. Las proteínas que se producen por transgenes alterados podrían tener efectos dañinos impredecibles.

Cambios en ADN ocurren durante la inserción de genes.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*