4.3—Los genes se reordenan naturalmente todo el tiempo sin efectos dañinos


A lo largo de escalas (muy largas) de evolución de tiempo, se demuestra que los genes son inestables y se reordenan – en ocasiones dramáticamente.

Vease alegatos falsos de La Ruleta Genética al final de la página.

Análisis de la comunidad experta científica

Estos son reclamos asombrosos para los cuales no hay evidencia alguna.  Es cierto que la inserción génica por transformación puede resultar en múltiples fragmentos de ADN en la planta – y hasta pudiese ser causante de mutaciones. Todas las plantas que contienen varias copias de secuencias repetidas que pueden fungir como un  lugar de reordenamiento.  La Ruleta Genética ignora que cuando se mejora y se siembra un cultivo, estos mismos cambios ocurren y ninguno ha sido relacionado con efectos secundarios. Dichos cambios al ADN nunca se han asociado con un daño real. Los cultivos transgénicos se someten a una evaluación completa de inocuidad que incluye validar su estabilidad genética antes de ser aprobados. Los cultivos criados convencionalmente así como los cultivos orgánicos que tienen muchas más mutaciones, no están sujetos a ningún análisis de inocuidad.

1. Las secuencias repetidas funcionan como lugares de reorganización y pueden reflejar inestabilidad.

Todas las células vivientes tienen sistemas que permiten la reorganización del ADN. Este proceso, denominado recombinación, suele ocurrir entre dos secuencias idénticas que están separadas en un cromosoma o que se encuentran en distintos  cromosomas (Lewin 2008, Walker et al. 1995). Los reordenamientos de ADN son impulsadores importantes de la evolución y son comúnes en todas las células (Kidwell y Lisch 2002, Pennisi 2007). Cuando el ADN se transforma en las células, es posible que se inserte más de una parte del ADN. A veces, estas partes repiten copias de la inserción deseada y a veces solamente son fragmentos parciales. Los científicos intentan evitar plantas que llevan múltiples copias de inserciones de ADN o fragmentos adicionales de ADN. Aunque la mayoría de las plantas seleccionadas para análisis posterior llevan una sola copia de la inserción deseada, ocasionalmente las plantas con fragmentos “adicionales” se seleccionan (Belgian Biosafety Server (2006). Estos fragmentos “adicionales” aparentemente no poseen efectos adversos sobre la estabilidad; recordar que todas las plantas tienen cientos de secuencias repetidas cuyos cromosomas son objetos de inestabilidad.

2. La estabilidad es necesaria para que un cultivo transgénico sea útil.

Los cultivos varían enormemente con respecto a su estabilidad genética. El principio general que se ha aplicado a los cultivos GM es que deben demostrar que son al menos tan estables como otras variedades del mismo cultivo. A los cultivos GM se les realizan pruebas en los viveros y campos experimentales para evaluar varios factores tales como el desempeño, la función adecuada de un rasgo recientemente introducido y el rasgo estable que se hereda.  Sería difícil y hasta imposible cultivar la gran cantidad de semillas que se requiere  cada año si la nueva variedad no fuera estable.  Desde un punto de vista regulatorio, si una nueva variedad no es tan estable como otras plantas del mismo tipo, la inocuidad no puede garantizarse al consumidor y al medio ambiente.  La Ruleta Genética no reconoce que los agricultores más productivos del mundo actualmente compran semillas nuevas de alta calidad cada año – aun los agricultores más pobres en los países en desarrollo compran semillas. Las empresas de semillas se esfuerzan enormemente para garantizar cada año que solo ocurran variaciones mínimas en el desempeño de las semillas.

3. No hay evidencia que hay una mayor inestabilidad en cultivos transgénicos.

La Ruleta Genética  se basa en las declaraciones de activistas anti-GM reconocidos quienes argumentan que las plantas GM son inestables. Pero este no es un argumento de consenso entre las publicaciones científicas evaluadas por expertos. Esta sección de La Ruleta Genética  no presenta ninguna evidencia de inestabilidad genética transgénica, mientras que artículos científicos describen genes de plantas genuinamente inestables. Por ejemplo, el R locus del maíz que influye el color del maíz y es genéticamente inestable, reporta tasas medibles de inestabilidad (Walker et al. 1997). La experiencia práctica de haber cultivado más de 500 millones de hectáreas con cultivos GM nos dice que esta variedad es suficientemente estable para funcionar muy bien en el campo. Smith audazmente lleva su falta de evidencia a un extremo, al especular en la Sección 1 que varios daños que, según el autor, son causados por los cultivos GM (vacas y ovejas muertas, alergias entre los trabajadores agrícolas, etc.) se deben a la posible reorganización de genes en los cultivos GM– lo que Smith denomina “cultivos GM que no funcionaron”.  Recuerde que en nuestra respuesta a la Sección 1, demostramos que no había ninguna relación entre los cultivos GM y las desavenencias que Smith presenta en las Secciones 4.2 y 2.6 de La Ruleta Genética, la cual analizamos.

Referencias:

Belgian Biosafety Server (2006). Molecular characterisation of the genetic maps of commercial genetically modified plants. www.biosafety.be/gmcropff/EN/TP/MGC.html consultado el 26 de diciembre, 2008. Brinda una descripción de inserciones de ADN en cultivos transgénicos.

Kidwell MG and Lisch DR (2002). Transposable elements as sources of genomic variation. Chapter 5 in NL Craig et al.. Mobile DNA II. ASM Press.

Lewin B (2008). Genes VIII. Jones and Bartlett. www.ergito.com/

Pennisi E (2007). Jumping genes hop into the evolutionary limelight. Science 317(5840):894 – 895. With genomes from ancient fish to modern humans in hand, researchers are gaining new respect for the role transposable elements play in evolution.

Walker EL, Robbins TP, Bureau TE, Kermicle J and Dellaporta SL (1995). Transposon-mediated chromosomal rearrangements and gene duplications in the formation of the maize R-r complex. EMBO J. 14(10):2350-63. Rearrangement of DNA induced by transposon can generate useful traits for plants. The resulting biodiversity is a good thing.

Walker EL, Eggleston WB, Demopulos D, Kermicle J and Dellaporta SL (1997). Insertions of a novel class of transposable elements with a strong target site preference at the R locus of maize. Genetics 146:681-683. Transposons are involved in some genetic instability.

La Ruleta Genética falsamente alega:

Los transgenes son inestables y se reordenan a lo largo del tiempo.

1. Por lo menos dos estudios demuestran que la secuencia de los genes insertados eran distintos a lo que describió la empresa.

2. Esto sugiere que los transgenes son inestables y se reordenan espontáneamente.

3. Por ende, la proteína GM podría cambiar, con consecuencias impredecibles para la salud.

4. Si este fuera el caso, las evaluaciones de inocuidad que se realizan en la proteína original no aplican a la versión nueva.

Smith afirma que los transgenes insertados son inherentemente inestables y que a través del reordenamientos de ADN, se podrían formar nuevas proteínas potencialmente tóxicas.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*