5.4—Los transgenes no se incorporan a nuestros cuerpos


No se ha comprobado la transferencia de transgenes completos a la bacteria del intestino humano

Vease alegatos falsos de La Ruleta Genética al final de la página.

Análisis de la comunidad experta científica

Jeffrey Smith pronostica un resultado grave basado en los experimentos que realiza Trudy Netherwood. Lamentablemente, Smith parece no entender cómo el ADN extraño capta bacteria promiscua.  La bacteria es famosa entre los biólogos modernos por su capacidad de captar ADN nuevo. Smith está preocupado por la expresión de genes vegetales en la bacteria intestinal.  Pero Smith parece no saber que Netherwood y sus colegas no lograron detectar ningún gen vegetal entero ni completo en la bacteria. Smith observa que Trudy Netherwood y sus colegas decidieron que, “es altamente improbable que los eventos de transferencia génica observados alteren la función gastrointestinal o presenten un riesgo a la salud humana”, aunque no está de acuerdo con sus conclusiones. Smith está equivocado con respecto a los datos que justifican sus argumentos. La bacteria es muy promiscua en relación a la manera que capturan genes de otros organismos. No se observaron fragmentos génicos vegetales en la bacteria intestinal y no representa ningún riesgo a la salud humana debido a que la captación de ADN novedoso es parte del estilo normal de vida de la bacteria que habita el intestino.  El ADN ordinario supera en número al ADN transgénico en nuestra dieta. Por ende, los riesgos del tipo que se presentan en La Ruleta Genética son insignificantes en comparación a los riesgos de que el ADN en la dieta que se transfiera a bacteria. El consumo de genes y ADN no ha causado ningún daño durante los miles de años que los seres humanos han consumido alimentos. Además, hemos desarrollado excelentes mecanismos de adaptación. 

1. Smith repetidamente imagina conclusiones que no están en el ensayo científico que cita.

Jeffrey Smith cree que en el informe de Netherwood se describe la bacteria intestinal donde “el transgen se mantuvo estable y aparentemente produjo una proteína inocua tolerante a herbicidas.” Smith también cree que, “la bacteria se cultivó en un medio que contiene glifosato, el ingrediente activo de la herbicida Roundup. La sobrevivencia de la bacteria sugiere que se había convertido en “Roundup Ready,” i.e., el promotor del transgen estaba funcionado en la bacteria. El transgen se activó y produjo la proteína tolerante a herbicida en el intestino humano.” Ambas conclusiones son falsas. Ciertamente, el artículo de Netherwood explícitamente declara que, “Debe observarse que esta bacteria contiene solo un fragmento del gen [tolerante a herbicida]. No se detectó el gen completo en estos agentes microbiológicos.” El herbicida glifosato no se utilizó en el medio de cultivo para cultivar los agentes microbiológicos a pesar de la afirmación de Smith, de que sí se utilizó. 

2. Un pensamiento confuso es la plataforma para crear alarmismo.

Smith intenta asustar al lector con sus falsas ideas sobre la producción de proteína por la bacteria intestinal y una supuesta proteína tolerante a herbicida  en la  bacteria que es un alérgeno. Los pequeños fragmentos génicos detectados en la bacteria intestinal por Trudy Netherwood no podrían producir una proteína completa tolerante a herbicida. Los lectores pueden sentirse seguros de que no existe ninguna posibilidad de alergeneidad, una vez que se enteren de que esta bacteria no produce nuevas proteínas. Desafortunadamente, Smith también repite este pensamiento confuso mientras se contradice parcialmente en una sección posterior de La Ruleta Genética (Sección 5.6).

3. La bacteria es promiscua y tiene la capacidad de absorber al ADN de cualquier organismo.

A parte de presentar datos científicos equívocos con respecto a la bacteria y sus proteínas,  Jeffrey Smith se equivoca al alegar que el análisis de Netherwood derroca “la  suposición existente que los genes no se transfieren a la bacteria humana intestinal.” Smith está atrasado unos 15 a 20 años que fue cuando estas opiniones pasadas de moda desaparecieron del pensamiento científico. Cuatro años antes de que Netherwood y sus colegas publicaran su estudio, Howard Ochman y sus colegas (Ochman et al. 2000) declararon, al revisar los genes secuestradores (scavenger) de otros organismos, “A través de estos mecanismos, virtualmente cualquier secuencia, aun las que originan en las eukarotidas o Archaea, puede transferirse a y entre bacteria.” Al realizar esta declaración, Howard Ochman citó referencias con fechas de 1991. La Ruleta Genética no refleja el progreso rápido de la microbiología y genética en las últimas décadas. La falta de conocimiento de Smith sobre la  genética bacteriana es comprensible para alguien que no tiene ninguna preparación académica en biología. Pero Smith debió haber consultado con un experto en genética y revisar los hechos antes de elaborar sus argumentos en un libro que pretende dar asesoría sobre la salud pública.

4. El movimiento de fragmentos de ADN ciertamente no es un evento novedoso en la biología ni necesariamente es peligroso. La ciencia moderna de análisis genómico brinda evidencia abundante de que el desplazamiento de genes y fragmentos génicos entre las especies son características universales de vida en la tierra.

No hay motivo para demostrar que el desplazamiento de fragmentos de genes a bacteria está solamente asociado al ADN genéticamente diseñado. Tampoco hay motivo para asumir que los fragmentos génicos provenientes del ADN de plantas detectadas en bacteria presentan un riesgo tangible. Mucha bacteria tiene la capacidad de absorber al ADN del ambiente y hay varios ejemplos de ADN no-transgénico que se desplaza entre distintos organismos (Citizendium 2007a; Gladyshev et al. 2008; Keeling y Palmer 2008; Koonin et al. (2001); Ochman et al. 2000). El propio Jeffrey Smith cita experimentos en donde los fragmentos de ADN se detectaron en el tejido humano. El bacterium del estómago humano Helicobacter, por ejemplo, es bastante conocido por su capacidad de buscar (scavenge) genes de otros organismos. Dada la promiscuidad de la bacteria de absorber ADN, es difícil establecer que la presencia de un fragmento génico de soya en bacteria intestinal sea un riesgo novedoso.

5. ¡Los alimentos no-transgénicos también tienen ADN!

La Ruleta Genética presenta este tema como otro ejemplo de una evaluación de riesgo prejuiciada en donde los riesgos provenientes del ADN transgénico se consideran sin prestarle atención a riesgos similares ya presentes en la naturaleza. La gran cantidad  de ADN en nuestra dieta presenta una carga mayor de tráfico de fragmentos de ADN en comparación con las cantidades menores de ADN transgénico presentes en los cultivos GM en nuestros alimentos. En el maíz transgénico, por ejemplo, el ADN nuevo que se introduce es superado aproximadamente un millón de veces por el ADN pre-existente de maíz

Vease también

5.1 Alimentos ingeridos y ADN

5.6 Experimentos en el laboratorio con 35S

Referencias

Beever D and Kemp C (2000). Safety issues associated with the DNA in alimento para consumo animalderived from genetically modified crops. A review of scientific and regulatory procedures. Nutritional Abstract Reviews Series B: Livestock Feeds and Feeding 70:175–182.

Citizendium (2007a). Horizontal gene transfer encyclopedia article.http://en.citizendium.org/wiki/Horizontal_gene_transfer article, consultado el 20 de diciembre, 2008

de Reuse H and Bereswill S (2007). Ten years after the first Helicobacter pylori genome: Comparative and functional genomics provide new insights in the variability and adaptability of a persistent pathogen FEMS Immunol Med Microbiol 50:165–176. A human stomach bacterium takes in many DNA fragments over time.

Gladyshev EA, Meselson M and Arkhipova IR (2008). Massive horizontal gene transfer in bdelloid rotifers. Science 320:1210-1213. Movement of genes across kingdoms in the ocean. You are what you eat.

Keeling PJ, and Palmer JD (2008). Horizontal gene transfer in eukaryotic evolution. Nature Reviews

Genetics 9:605-618. El estado actual sobre el movimiento génico entre las distintas especies – por ejemplo entre distintas plantas que no están relacionadas del todo entre sí – ha ocurrido varias veces durante la evolución de distintos organismos.

Netherwood T, Martín-Orúe SM, O’Donnell AG, Gockling S, Graham J, Mathers JC and Gilbert HJ (2004). Assessing the survival of transgenic plant DNA in the human gastrointestinal tract. Nature Biotechnology 22(2):204-209. El ADN transgénico se convierte en pequeños fragmentos cuando se digiere en el intestino humano. Algunos fragmentos que se pueden detectar están aparentemente asociados con bacteria intestinal. No se detectaron genes completos intactos. No se detectaron fragmentos transgénicos en las heces.

Ochman H, Lauwrence JG and Grolsman EA (2000) Lateral gene transfer and the nature of bacterial innovation. Nature 405: 299–304 Bacteria are promiscuous. “Through these mechanisms, virtually any sequences, even those originating in eukaryotes or Archaea, can be transferred to, and between, bacteria.”

Koonin EV, Makarova KS and Aravind L (2001). Horizontal gene transfer in prokaryotes:Quantitation and classification. Annual Review of Microbiology 55:709-42.

Thomson J (2001). Horizontal transfer of DNA from GM Crops to bacteria and to mammalian cells. Journal of Food Science 66(2):188-193.

van den Eede G et al. (2004). The relevance of gene transfer to the safety of food and feed derived from genetically modified (GM) plants. Food and Chemical Toxicology 42:1127–1156

La Ruleta Genética falsamente alega:

1. El único ensayo de alimentación en humanos que se ha publicado confirmó que el material genético de la soya Roundup Ready se transfirió a la bacteria de tres de los siete voluntarios humanos.

2. La parte transferida del transgen se mantuvo estable dentro de la bacteria y aparentemente produjo proteína tolerante a herbicida.

3. No hay ningún método conocido para tratar dicha condición que podría ser a largo plazo.

La Ruleta Genética describe los experimentos realizados por Trudy Netherwood y sus colegas (Netherwood et al. 2004) para monitorear la estabilidad y el movimiento de ADN de semillas de soyas transgénicas incluyendo la dieta de los humnaos voluntarios. Estos experimentos no detectaron ningún movimiento génico.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*