8.1—Los alimentos GM son seguros para la futura mamá


Las madres embarazadas pueden consumir alimentos GM con seguridad.

Vease alegatos falsos de la Ruleta Genética al final de la página.

Análisis de la comunidad experta científica

Smith correctamente observa que los fetos son sensibles a la dieta de la madre y podrían tener más sensibilidad a ciertas toxinas que los adultos. Smith luego especula que los cambios diminutos en los cultivos GM podrían introducir niveles extremadamente bajaos de compuestos tóxicos que podrían adversamente afectar el crecimiento y desarrollo fetal.  La gran brecha en la lógica de Smith es que no hay ni evidencia ni motivo científico para comprobar que los alimentos transgénicos albergarían dichos compuestos – de hecho es más lógico pensar que los cultivos convencionales hospeden compuestos potencialmente nefastos sin que puedan detectarse. La Ruleta Genética menciona que los cambios podrían afectar generaciones a través de  la modificación epigenética, pero esta posibilidad no es evaluada. Hasta el momento, se han realizado varios estudios de animales generacionales y no han revelado ningún efecto adverso. De nuevo, Smith especula y presenta un escenario negativo sin ninguna evidencia. Smith ofrece sus afirmaciones anteriores como evidencia. Pero estas son las mismas evidencias que carecen de lógica y en donde no se hace referencia a ninguna publicación científica pertinente – el motivo, quizás, es que dichas  publicaciones suelen contradecir los alegatos que presenta Smith.

1. El desarrollo fetal es sensible a la dieta. Pero no hay motivo para creer que los cultivos transgénicos afecten la salud del feto.

La Ruleta Genética correctamente observa la sensibilidad del feto. Smith argumenta, sin presentar ninguna evidencia o razonamiento lógico, que los cultivos transgénicos podrían ser dañinos para el feto. Smith lamenta la carencia de ensayos realizados que estudian el efecto entre las nuevas generaciones. Sin embargo, Smith no menciona que los ensayos realizados entre generaciones no han detectado efectos negtivos relacionados con los cultivos transgénicos (Brake y Evenson 2004, Kılıç y Akay 2008, Ver también EFSA 2008).

2. Es cierto que los cambios epigéneticos pueden afectar generaciones. Sin embargo, Smith no presenta ninguna evidencia que los cultivos transgénicos pueden causar cambios epigenéticos.

 La Ruleta Genética observa que los cambios epigenéticos podrían estar asociados con enfermedades, obesidad, diabetes y cáncer. Luego, el libro afirma que el proceso de transformación utilizado para desarrollar los cultivos  transgénicos está asociado con mutaciones que podrían causar cambios epigenéticos. Smith no presenta ninguna evidencia de un cambio genético causado por transformación. Quizás el autor no sepa  que el mejoramiento convencional causa más y mas grandes mutaciones aleatorias en el ADN que las que causa el mejoramiento transgénico (Parrott 2006, Rutgers 2006; Baudo et al. 2006; Batista et al.2008). Uno esperaría que los cambios epigenéticos, por consecuencia, estuvieran más asociados con el mejoramiento convencional que con la ingeniería genética. Pero el libro no hace dicha asociación.

3. Los otros  factores que utiliza Smith para apoyar sus alegatos son los mismos argumentos desacreditados que se presentan en las secciones anteriores – estas no tenían validez, ni tienen validez ahora.

Smith hace una serie de afirmaciones, bajo el mismo encabezado, sobre los efectos de los cultivos  GM en animales, las cuales presentó en secciones anteriores. Según nuestro análisis, estos alegatos no tienen fundamento – Los cultivos GM no perjudican a los  animales. Smith, quizás al percibir que su argumento es débil, brinca a otro tema en donde declara que las pruebas realizadas por la Agencia de Protección Ambiental Estadounidense (EPA) son inadecuadas. Consideramos  que los alegatos de Smith están fuera de contexto – que los científicos del EPA no garantizan que las plaguicidas no afectarían el desarrollo neurológico de infantes y niños. Smith luego afirma, sin evidencia, que lo mismo ocurre con los cultivos GM. Smith no solo equipara los cultivos transgénicos con las plaguicidas. Smith hace referencia que los cultivos transgénicos son peores que los plaguicidas. Su argumento es un intento erróneo de presentar un argumento inteligente. Ninguna persona razonable diría que un alimento es tan tóxico como plaguicida – algo que hace Smith.  Nos atrevemos a agregar, entre paréntesis, que si a una persona le preocupa la presencia de plaguicidas en los alimentos, los alimentos orgánicos tampoco son la solución, ya que se les permite a los agricultores orgánicos utilizar plaguicidas. Pero los cultivos transgénicos sí podrían ser la solución, ya que un cultivo protegido contra insectos no requiere plaguicidas (Ver secciones 1.3, 1.10, 2.11, 3.1 y 4.1)

Referencias

van Haver EG, Alink S, Barlow A, Cockburn G, Flachowsky I, Knudsen H, Kuiper DP, Massin G, Pascal A, Peijnenburg R, Phipps A, Poting M, Poulsen W, Seinen H, Spielmann H, van Loveren JM y Williams A (2008). Safety and  nutritional assessment of GM plants and derived food and feed: The role of animal feeding trials. Food and Chemical Toxicology 46:S2-S70.

Brake DG and Evenson DP (2004). A generational study of glyphosate-tolerant soybeans on mouse fetal, postnatal, pubertal and adult testicular development. Food Chem. Tox, 42: 29-36.

Kılıç A and Akay MT (2008). A three generation study with genetically modified Bt maíz in rats:Biochemical and histopathological investigation. Food and Chemical Toxicology 46:1164–1170.

Parrott W (2006). The nature of change: Towards sensible regulation of transgenic crops based on lessons from plant breeding, biotechnology and genomics. Proc. 17th National Agricultural Biotechnology Council. Nashville, TN June 27-29, pp. 209-220. NABC, Ithaca, NY.

Rutgers University Press Release (4th Oct 2006). Genome archaeology illuminates the genetic engineering debate. www.eurekalert.org/pub_releses/2006-10/rtsu-gai100306.php consultado el 11 de diciembre, 2008. Summarising Bruggmann et al. Genome Research 16:1241-1251. The maize genome is “replete with reconfiguration and reshuffling, reminiscent of working with Lego blocks’.

Batista R, Saibo N, Lourenço T, Oliveira MM (2008). Microarray analyses reveal that plant mutagenesis may induce more transcriptomic changes than transgene insertion. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 105(9): 3640–3645. Radiation treatment causes more genetic change than does insertion of a transgene.

Baudo MM, Lyons R, Powers S, Pastori GM, Edwards KJ, Holdsworth MJ, Shewry PR (2006). Transgenesis has less impact on the transcriptome of wheat grain than conventional breeding. Plant Biotechnol J. 2006 Jul;4(4):369-80

La Ruleta Genética falsamente alega: 

Las madres que consumen alimentos GM podrían poner en peligro a sus crias.

1. El desarrollo del embrión puede ser afectado adversamente por pequeñas cantidades de sustancias en la dieta de la madre.

2. La dieta de una mujer embarazada podría alterar la expresión génica en niños y puede transferirse a futuras generaciones.

3. Los cultivos GM podrían tener sustancias que impactan el desarrollo normal del feto. Sin embargo, no se han hecho ensayos adecuados para evaluar si ocurren estos efectos.

Los cultivos GM podrían tener sustancias no evaluadas que podrían afectar fetos.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*