8.2—Los alimentos libres de mojo – mejor para el bebé


Los alimentos GM son seguros para los niños

Vease alegatos falsos de La Ruleta Genética al final de la página.

Análisis de la comunidad experta científica

La Ruleta Genética le recuerda al lector que los niños sufren más alergias que los adultos, y que sus cuerpos más pequeños que crecen con rapidez podrían ser más sensibles a los desbalances nutricionales, hormonas y toxinas. Pero en este argumento no hay evidencia que los cultivos transgénicos tienen un impacto negativo en los niños o que contienen algo que podría adversamente impactar a los mismos.

El maíz BT protegido de insectos es más seguro para el feto en términos de defectos de nacimiento y riesgo de cáncer por maíz con moho. Smith tampoco menciona el beneficio para la salud del feto y los niños de consumir este tipo de maíz genéticamente modificado.

Contrario a los alegatos no fundamentados de Smith, la evaluación de inocuidad que se realiza para poder aprobar los cultivos transgénicos se enfocan cuidadosamente en el impacto de estos cultivos en los animales de rápido crecimiento y otros grupos de bajo riesgo, tales como las mujeres embarazadas, para garantizar que no tengan efectos negativos. Paradójicamente, no se realizan evaluaciones de inocuidad similares con los cultivos convencionales que representan un mayor  riesgo de causar efectos secundarios no intencionados. La Ruleta Genética hace crítica tras crítica, las cuales hemos mostrado, cuya evidencia y lógica es errónea e ignora los estudios científicos publicados que desmienten los alegatos de Smith. En esta sección, Smith reafirma los mismos argumentos desacreditados que hizo en las secciones anteriores y agrega que dichas enfermedades no existentes podrían ser peor en los niños que en los adultos. Por supuesto, presentarían un riesgo si llegaran a ocurrir. Pero no sucede y no es un riesgo real.

1. El maíz resistente a insectos protege al feto de exposición a micotoxinas relacionadas a defectos de nacimiento.

La proteína Bt protege al maíz contra daño por insectos. Esto significa que las mazorcas de maíz Bt están menos afectadas por el daño causado por el moho del hongo Fusarium (Bakan et al. 2002; Hammond et al. 2003; Munkvold y Hellmich 1999). El hongo Fusarium puede producir un químico dañino y cancerígeno denominado fumonisin en el maíz. La espina bífida en infantes recién nacidos está relacionada al consumo de fumonisin en maíz con moho por las mujeres embarazadas (Hendricks 1999; Marasas et al. 2004; Wild y Gong 2010). Afortunadamente, el maíz GM protegido por la proteína Bt tiene niveles más bajos de  fumonisin que el maíz no-GM (Bakan et al. 2002; Hammond et al. 2003; Munkvold y Hellmich 1999; Wu 2006). Aquellas madres quienes quieren tomar decisiones sensatas sobre la inocuidad alimentaria están siendo trágicamente engañadas por La Ruleta Genética al omitirseles la importante información de inocuidad.

“Los alimentos provenientes de maíz GM son más saludables que los alimentos del maíz cultivado convencionalmente…las muestra que tenían las concentraciones más elevadas de fumonisina se encontraron en los producto rotulados como “orgánicos”.  – Comisión de tecnología verde, Unión de academia de la ciencia y humanidades alemana en www.abic2004.org/download/reportongmohazards.pdf

2. Es cierto que, en algunos casos, los niños son más susceptibles que los adultos, pero no hay motivo para creer que los cultivos transgénicos tendrían efectos adversos sobre la salud fetal.

Los niños sufren más alergias que los adultos (aproximadamente 8% versus 2% respectivamente) pero no hay evidencia que las  proteínas en cultivos GM son alergénicas. Pero hay excelente evidencia y fuertes datos que demuestran que las proteínas en los cultivos GM NO son alergénicos. A diferencia de los alimentos convencionales que causan alergia (ie. leche, nueces de árbol, nueces molidos, soya, trigo, huevos, pescado, moluscos, crustáceos, ajonjolí), los cultivos transgénicos son analizados minuciosamente para asegurar que no contengan proteínas similares a las que se conoce que causan alergia (ver secciones 1.15, 1.18, 3.1, 3.2, 3.5). La Ruleta Genética también alega que los antibióticos no funcionan en los niños por los genes de resistencia antibiótica en cultivos GM. No obstante, está bien establecido que los genes con resistencia antibiótica en plantas transgénicas no se transfieren a la bacteria intestinal ni causas resistencia a antibióticos en el organismo (Ver sección 5.2, 5.3). El uso excesivo y el abuso de antibióticos son los factores principales que contribuyen a la resistencia antibiótica. Tal como hemos observado varias veces en otras secciones – los organismos con resistencia a antibióticos ya son comunes en nuestros intestinos. Smith parece no estar satisfecho con la representación errónea que hizo anteriormente sobre los riesgos provenientes de genes con resistencia antibiótica en los cultivos transgénicos. Aquí, Smith repite una declaración falsa y afirma que se usan más antibióticos en las vacas tratadas con rBST de lo que se utilizan en vacas convencionales (Ver sección 7.1). Esto no es verdad. No obstante, aunque lo fuera, es ilegal comercializar la leche de vacas que han sido tratadas con antibióticos.  Los agricultores deben mantener las vacas fuera de la producción hasta asegurar que la leche esté libre de todo antibiótico. Por ende, el alegato de estar más expuesto es falso.

3. No está claro que los niños estarán expuestos a niveles elevados de OMGs, tal como alega Smith – Pero según la experiencia, si esto fuese cierto sería algo positivo.

La Ruleta Genética afirma que los niños como grupo, estarán expuestos a niveles altos de OMGs. No hay evidencia cuantitativa para esta afirmación.  El lector solo tiene acceso a alegatos poco convincentes sobre las rutas de exposición para los infantes, tales como el almidón del maíz GM. El almidón es una de las sustancias más puras en la cocina y tiene muy poca cantidad de proteína, ADN y otras impurezas. Además, se ha demostrado que el almidón aislado del maíz GM es químicamente idéntico al almidón convencional. La Ruleta Genética repite las alegaciones sobre la exposición a la leche tratada con rBST que se presentan en la Sección. 7.1. Según los expertos en el campo, las afirmaciones de Smith sobre rBST no tienen mérito alguno.

4. Los estudios de inocuidad en los cultivos GM siempre consideran a los grupos en riesgo como las mujeres embarazadas, niños y los adultos mayores.

Smith argumenta que las evaluaciones de inocuidad suelen utilizar animales más viejos e ignoran el riesgo que enfrentan los más jóvenes. Este alegato es incorrecto. Las evaluaciones de inocuidad enfatizan el análisis de los efectos de alimentos transgénicos para consumo animal en los animales en desarrollo (EFSA 2008). Más importante aún, debido a que no hay ninguna evidencia científica para creer que los cultivos GM son menos inocuos que los cultivos convencionales, no hay motivo para creer que los niños están en riesgo.

Referencias

Bakan B, Melcion D, Richard-Molard D and Cahagnier B (2002). Fungal growth and Fusarium mycotoxin content in isogenic traditional maize and genetically modified maize grown in France and Spain. J Agric Food Chem 50(4): 728–731.

Hammond B, Campbell K, Pilcher C, Robinson A, Melcion D, Cahagnier B, Richard J, Sequeira J, Cea J, Tatli F, Grogna R, Pietri A, Piva G and Rice L (2003). Reduction of fumonisin mycotoxins in Bt maíz. Toxicologist 72(S-1): 1217.

Hendricks K (1999). Fumonisins and neural tube defects in south Texas. Epidemiology 10: 198–200.

Marasas WFO, Riley RL, Hendricks KA, Stevens VL, Sadler TW, Gelineau-van Waes J, Missmer SA,

Cabrera J, Torres O, Gelderblom WCA, Allegood J, Martinez C, Maddox J, Miller JD, Starr L, Sullards

MC, Roman AV, Voss KA, Wang E. and Merrill AH Jr (2004). Fumonisins disrupt sphingolipid metabolism, folate transport, and neural tube development in embryo culture and in vivo: a potential risk factor for human neural tube defects among populations consuming fumonis in contaminated maize. J Nutr 134: 711–716.). Fumonisin consumption has been associated with high human esophageal cancer incidence in various parts of Africa, Central America, and Asia.

Munkvold GP, Hellmich RL (1999). Comparison of fumonisin concentrations in kernels of transgenic Bt maize hybrids and nontransgenic hybrids. Plant Disease 83 ( 2) :130-138

Wild CP and Gong YY (2010). Mycotoxins and human disease: a largely ignored global health issue. Carcinogenesis 31 (1):71–82.

Wu F (2006). Mycotoxin reduction in Bt corn: potential economic, health, and regulatory impacts.Transgenic Research (2006) 15:277–289

La Ruleta Genética falsamente alega:

Los alimentos GM representan un peligro mayor para niños que para adultos.

1. Los niños generalmente son más susceptibles a las toxinas, alérgenos y problemas nutricionales.

2. Los niños consumen más leche la cual podría ser de vacas tratadas con rbGH.

3. El desarrollo de enfermedades con resistencia antibiótica también podría significativamente impactar a aquellos niños propensos a infecciones recurrentes.

Debido a que los niños son más sensibles en general, los peligros asociados con consumir alimentos GM  se ven aumentados en los niños

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. [...] outcomes from GM technology—such as decreased risk of cancer from mycotoxins in moldy corm (see this link for Chassy and Tribe’s efforts on this important topic at Academics Review). On the topics that I was most familiar such as antibiotic resistance in bacteria, [...]

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*