3.7—El maíz con un alto nivel de lisina ha demostrado ser superior al maíz convencional


Se ha demostrado que el maíz con un alto contenido de lisina es superior al maíz convencional para apoyar el crecimiento y desarrollo.

Vease alegatos falsos de La Ruleta Genética al final de la página.

Análisis de la comunidad experta científica

La Ruleta Genética alega que maíz con un alto contenido de lisina es toxico cuando los expertos en animales han demostrado que es inocuo y más nutritivo para humanos que el maíz convencional.  Jeffrey Smith intenta argumentar, con base en un análisis incorrecto de datos, que el maíz con un alto contenido de lisina no funciona porque afecta el crecimiento de los animales. Este argumento es contradictorio. ¿Por qué pagarían más los agricultores por un producto  que impide el crecimiento de sus animales? El maíz no es para uso humano pero ha sido aprobado como alimento para humanos – es decir, las autoridades regulatorias lo encentran tan inocuo como cualquier otro maíz.  Una falacia clave del argumento de Smith es la suposición altamente improbable que el 100% del suministro de maíz podría ser maíz con un alto contenido de lisina. Los expertos han concluido que aunque fuera cierto, no se ha observado ningún efecto dañino. Recuerde que ya comemos varios alimentos que contienen los compuestos “tóxicos” con los que Smith nos intenta asustar.

1. El maíz con un alto contenido de lisina ha sido adoptado como alimento para consumo animal a nivel mundial.  Pero no se utiliza como alimento para consumo humano.

Los animales, tales como los pollos, requieren lisina en su dieta. Una dieta basada en maíz no contiene suficiente lisina. Por dicho motivo, los agricultores deben suplementar las dietas con lisina, lo que agrega un costo adicional al costo de producción. Monsanto desarrolló un tipo de maíz con un alto contenido de lisina para reemplazar la suplementacion con lisina. El aumento del contenido de lisina realmente fue poco (aproximadamente 40 %)  debido a que no se requiere mucha lisina adicional para asegurar un buen crecimiento (FDA 2005, Chassy et al. 2008).

Las variedades convencionales de maíz a veces tienen más lisina que el maíz genéticamente modificado.

(Chassy et al. 2008, CIMMYT – Future Harvest 2000).  Dicho de otra manera, la cantidad de lisina en maíz con un alto contenido de lisina está dentro del rango generalmente observado para lisina en maíz (FDA 2005). El valor que brinda el maíz con un alto contenido de lisina es que puede consistentemente suplir más lisina que el maíz promedio.

2. Estudios extensos en animales han demostrado que el maíz con un alto contenido de lisina puede apoyar el crecimiento y desarrollo de animales de engorde tan bien o mejor que el maíz convencional suplementado con lisina.

 La Ruleta Genética alega que se observa un crecimiento considerablemente menor en los pollos cuando se alimentan con maíz con un alto contenido de lisina.   Pero Smith no le informa al lector que Jack Heinemann (quien representa un grupo anti-GM denominado el Instituto de Ecología de genes de Nueva Zelanda (New Zealand Institute of Gene Ecology) recolectó datos de distintos experimentos para realizar una comparación estadística inválida para proponer este argumento.  Los estudios que han sido publicados en la literatura científica avalada por expertos así como la información que los desarrolladores brindan a las autoridades regulatorias, consistentemente demuestran que el  maíz con un alto contenido de lisina es tan efectivo para apoyar el crecimiento como los suplementos con lisina (Chassy et al. 2008). De nuevo, se ha comprobado, basado en la experiencia de la vida real de utilizar maíz con un alto contenido de lisina para la producción de millones de animales, que este producto funciona.

3. Aunque está aprobado como un alimento para consumo humano, el maíz con un alto contenido de lisina se siembra como un cultivo especial para consumo animal.

En los EEUU, aproximadamente el 1% de todo el maíz se consume como maíz entero o productos que contienen maíz. La gran mayoría del maíz es para consumo animal tal como los granos enteros, granos molidos y harina de gluten de maíz.  La maicena y el aceite de maíz, productos que no llevan ADN o proteína, comprenden el uso principal del maíz para consumo humano. Desde otra perspectiva, los humanos consumen una pequeña cantidad del maíz entero. El maíz con un alto contenido de lisina es 100% para consumo animal.  ¿Aunque pequeñas cantidades de maíz con un alto contenido de lisina entrara el sistema alimentario, sería razonable concluir, tal como lo hace Smith, que esto representaría “estar enormemente expuesto a una proteína inusual?”  Por supuesto que no.

 

4. El maíz con un alto contenido de lisina fue aprobado como alimento para consumo humano porque no presenta ningún riesgo mayor a lo que consumimos de rutina.

Tal como ya se observó, la cantidad de lisina en maíz que contiene un alto contenido de lisina se encuentra dentro del rango normalmente observado para maíz (La cantidad de lisina es mucho menor a lo que se consume en otros alimentos) De hecho, el maíz no es una fuente principal de lisina para los consumidores estadounidenses (FDA 2005, Chassy et al. 2008). Cuando una planta de maíz produce más lisina, también produce más compuestos que la lisina sintetiza en las células y más de los productos que se forman cuando la lisina se desintegra. Esto es de esperar. Los mismos metabolitos se encuentran en una concentración mayor en los alimentos que se consumen con más frecuencia que el maíz cultivado (Chassy et al. 2008). A pesar del comentario denigrante que “los componentes tóxicos podrían aumentarse,” las autoridades regulatorias en varios países compararon los niveles aumentados a los niveles que normalmente se observan en la dieta y concluyeron que no había causa de preocupación (FDA 2005). Repetimos, millones de animales de engorde consumen  maíz con un alto contenido de lisina sin que los agricultores hayan observado efectos tóxicos.

5. La Ruleta Genética exagera enormemente el consumo potencial del maíz con un alto contenido de lisina.

En el mundo real, los agricultores pagan más por semillas de maíz con un alto contenido de lisina que lo que pagan por otras semillas GM o semillas convencionales. Esto lo hacen porque el suplemento les ahorra dinero cuando se utiliza para consumo animal. Obviamente, querrán utilizar todo el maíz con un alto contenido de lisina, que es más caro, para consumo animal. Aunque pequeñas dosis de maíz podrían entrar al sistema alimentario humano, sería tan inocuo como cualquier maíz que contiene niveles similares de lisina – una ocurrencia común debido a que el nivel de lisina en maíz con un alto contenido de lisina no es tan alto. Los seres humanos, en general, comen poco maíz y muy poca de esa cantidad sería maíz con un alto contenido de lisina. Smith no dice nada o no sabe nada sobre el hecho que, de rutina,  estamos expuestos a niveles mucho mayores en otros alimentos de, lo que él denomina, compuestos tóxicos. La toxicidad está en la dosis. Quizás, consumir niveles más altos de estos compuestos podría ser tóxico. Pero no son tóxicos a los niveles en los que actualmente se encuentran en nuestra dieta. De hecho, los animales (y los seres humanos, para tal efecto), normalmente ingieren cantidades mucho mayores de compuestos relacionados a la lisina en su dienta que lo que contribuiría el maíz con un alto contenido de lisina. No obstante, hay que recordar que este tipo de maíz solo se cultiva para animales y no humanos. Shakespeare diría que Smith ha hecho “Mucho ruido y pocas nueces”, tal como se titula su obra teatral.

Vease también: Inocuidad alimentaria, Enfoque en los riesgos reales y no en los enfoques falsos

Referencias:

Chassy B, Egnin M, Gao Y, Glenn K, Kleter GA, Nestel P, Newell-McGloughlin M, Phipps RH, and Shillito R (2008). Recent Developments in the Safety and Nutritional Assessment of Nutritionally Improved Foods and Feeds, Comprehensive Reviews in Food Science and Food Safety 7 (1), 50–113 (www.blackwell-synergy.com/doi/abs/10.1111/j.1541-4337.2007.00029_1.x), Ver capítulo en maíz con lisina.

CIMMYT – Future Harvest (2000). 35 years in the Making, High-Protein, High-Yielding Maíz to Prevent

Malnutrition among Millions.http://www.cimmyt.cgiar.org/research/maize/world_food_prize_qpm/qpm_wfp.htm  consultado el 10 de enero, 2009. “El nuevo maíz de Norte América tiene el doble cantidad de proteína útil que el maíz cultivado en el trópico y resulta en un 10% más del grano. En reconocimiento de este trabajo…se espera en una cosecha abundante  del maíz – denominado “maíz de proteína de calidad (Quality Protein Maize – QPM) – en los próximos meses, procedente de un millón de hectáreas actualmente cultivado en 11 países…La variedad produce 70-100% más de dos aminoácidos esenciales – lisina y triptófano – que la mayoría de variedades modernas de maíz tropical.  Los aminoácidos son la base de las proteínas que se requieren por las células del organismo. Debido a que la mayoría del maíz es deficiente en lisina y triptófano – las dietas basadas en maíz pueden causar desnutrición.” FDA_CFSAN. Biotechnology Consultation Note to the File BNF No. 000087.  (Nota de consulta sobre la biotecnología del Archivo BNF no. 000087) Sept 30. 2005.

www.agbios.com/docroot/decdocs/06-012-001.pdf

La Ruleta Genética falsamente alega

El maíz con un alto contenido de lisina contiene más toxinas y podría retrasar el crecimiento.

1. Monsanto produjo maíz con niveles mayores de lisina.

2. Si se consume en altas cantidades, el nivel aumentado de lisina podría afectar la salud humana adversamente de una manera impredecible.

3. El maíz también contiene una cantidad aumentada de toxinas conocidas y otras sustancias potencialmente peligrosas.

 

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*